lunes, 2 de julio de 2012

JULIO 2012. INICIO. En un mundo aristocrático de abundantes lujos y sofisticación, al lado de su abuela, doña Natalia San Román, viven las gemelas Marina y Mariana De la Roquette, quienes a pesar de ser idénticas son completamente diferentes pues mientras que Marina es dulce, alegré y cándida a pesar de padecer de una enfermedad del corazón, Mariana es frívola, vanidosa y ruin, llena de amargura y rencor pues siempre se ha sentido opacada por su gemela, a quien siempre trata de arruinarle los momentos felices. Las dos salen de compras con su abuela pues desean comprar vestidos para asistir a la boda de Gabriel, su primo. Al recibir Marina elogios por parte de todos los presentes en una boutique, Mariana intenta opacarla con su sensualidad pero no lo logra por lo que se encarga de destruir el vestido de su hermana, quien al llegar a casa no entiende lo que ha sucedido. Mariana le presta un viejo vestido que ya no desea usar pues cree que solo ese debe merecer Marina: Las sobras.

Doña Natalia consulta al licenciado Ernesto Larios pues desea hacer su testamento para no dejar desamparadas a sus nietas. La mujer asegura temer por Marina, la cuál es ingenua y puede, en un momento dado, ser víctima del temperamento de Mariana. Larios asegura a la mujer que Mariana es ambiciosa y siempre ha sentido cierto rechazo hacia su hermana por lo que la mujer debe saber bien lo que hará con su fortuna.

En casa, Mariana observa un retrato de su primo Gabriel. Llora amargamente y jura que ella jamás permitirá que él sea de otra mujer. Tiene un encuentro con la hermosa Adirane, prometida de Gabriel, a quien asegura que jamás permitirá que ella sea de su primo puesto que Mariana cree que ese hombre le pertenece.

Marina sueña con el amor mas cree que por su enfermedad nunca podrá conocer a alguien puesto que no sale más que a museos y exposiciones de arte y no se divierte como lo hacen las mujeres de su edad. Joaquina, su vieja nana y ama de llaves, le aconseja que sea optimista y paciente pues seguramente encontrará a un muchacho que ponga los ojos en ella. Marina confiesa ser insegura pues se sabe opacada por su hermana Mariana.

Gabriel Armendáriz es un emprendedor hombre joven, asediado por muchas mujeres. Está feliz pues pronto se casará con la mujer que ama y eso también llena de dicha a su madre, Brianda, quien se siente tranquila de que por fin su hijo se haya olvidado de tener un romance con su prima Mariana, hija de una prima de la misma Brianda.

Natalia exige a Mariana que sea más sensible con su hermana, la cuál es débil, pero Mariana considera que  Marina debe despertar, despejarse, independizarse y dejar de vivir a las faldas de su abuela.

Adirane se siente acechada por Mariana y le oculta eso a Gabriel pues cree que al decírselo puede realmente complicarlo todo y ella está segura de que cuando se case con su prometido las cosas cambiaran.

Luis Diego Sandoval es un joven médico entregado a su profesión y protector de los más necesitados pues no olvida que él es de origen humilde y ahora vive mejor gracias a su esfuerzo. Vive al lado de Hernán, su padre, quien se encuentra muy enfermo. El hombre desea que su hijo encuentre una mujer que lo haga feliz pero para Luis Diego las mujeres de hoy en día no son como las de antes y él desea un matrimonio para toda la vida.

Mariana busca a Gabriel, al que seduce y suplica que no se case con Adirane y reconsidere la pasión que alguna vez sintió por ella. Él la rechaza y le asegura que lo suyo no puede ser pues aunque no son primos hermanos no dejan de ser familia. A ella eso poco le importa y se atreve a desnudarse ante él y besarlo. Tras  un segundo rechazo por parte del muchacho ella jura que jamá permitirá que sea feliz con Adirane.

Brianda habla con su futuro consuegro, Paulino Valdidia, a quien cuenta lo tranquila que se siente de que Gabriel haya olvidado a Mariana. El hombre asegura que él es el más feliz de que ese romance fugaz se haya terminado pues jamás hubiera permitido que su hija se case con alguien que haya tenido que ver con esa muchacha. Sara, madre de  Adirane, cree que a pesar de lo que opinen las gemelas son unas chicas fenomenales.

Natalia se siente mal y va a dar a un hospital donde es atendida por Luis Diego quien allí conoce a Marina. De inmediato entre los dos hay una fuerte atracción. Natalia se repone y es Ernesto Larios quien se encarga de hablar con Luis Diego, quien le pregunta por la gemela. Con tal de que Marina conozca el amor, Larios le propone a Luis Diego que se encargue de hacer visitas a la mansión De la Roquette San Román, donde puede encargarse de la salud de Natalia y conocer a Marina. Luis Diego acepta y más tarde dice a su padre y a su amigo Jorge que se ha enamorado a primera vista.

Paulino se encuentra con Mariana y se revuelca en la cama de un departamento con ella. La malvada mujer le exige que impida que Gabriel y Adirane se casen. Él se niega y entonces ella lo amenaza con hablar del romance que han sostenido durante años a escondidas de los demás.

Marina cuenta a Joaquina que ha conocido al doctor Sandoval, el cuál le ha gustado mucho. La mujer la anima y le asegura que quizás el amor ha llegado a su vida. Habla con Ernesto, quien le dice que entre los dos servirán de celestina a la muchacha pues Luis Diego se ha interesado en ella.

Luis Diego habla con Hernán, quien se despide de él seguro de que morirá. El doctor suplica a su padre que sea fuerte y optimista pero el hombre siente que ya no tiene fuerzas. El doctor llora amargamente pero Hernán le suplica que sea fuerte mientras ese momento llega y le pide que le cumpla el sueño de verlo casado con una buena mujer.

Ante el acoso de Mariana, Gabriel y Adirane se casan en secreto por lo civil y más tarde se lo informan a sus padres, quienes se alegran de que lo hayan hecho. Cuando Mariana se entera por la boca de Adirane, quien la llama para presumirle que incluso han consumado el matrimonio jura que se vengará pues Gabriel nació para ser solamente de ella.

Natalia propone a Marina que haga una vida religiosa si no desea casarse pero la muchacha se niega. Asegura que sueña con encontrar el amor en un hombre pero teme a ser siempre rechazada. Natalia la consuela, la abraza y le dice que es su consentida. Son escuchadas por Mariana, quien llena de rencor asegura que así como es la consentida Marina morirá pronto y entonces Natalia sufrirá.

Sara felicita a Adirane por haberse casado con Gabriel, el cuál es millonario y por el cuál las dos han asegurado su futuro. Adirane deja claro a su madre que ella no tratará de convencer a su marido de saldar las deudas de su padre pero Sara cree que Gabriel tiene la obligación.

Gabriel y Luis Diego son amigos y comparten amistad con Jorge. Los tres celebran por el repentino casamiento del primero y todos se sorprenden cuando el médico les dice que ha conocido a una muchacha que lo ha cautivado. Es sorprendido por Jessica, quien lo ama y quien le suplica que hablen pero Luis Diego le deja claro que entre ellos ya no puede haber nada por lo que es mejor que no vuelvan a verse.

 Paulino habla con Brianda, a quien dice que Marina no se dará por vencida y seguirá acosando a Gabriel. Brianda sufre y recuerda cuando en la pubertad encontró a su hijo haciéndole el amor a su prima. Cree que aunque Natalia dio la misma educación y los mismos principios a sus nietas, Mariana resultó ser mala como su padre.

Natalia visita la tumba de su hija, a la que asegura que ha hecho lo mejor por educar bien a sus hijas. Lamenta que haya muerto violentamente por culpa del mal hombre con el que se casó y al cuál espera nunca volver a ver.

Adirane teme a que Mariana tome represalias en su contra por ser la esposa de Gabriel. Brianda le suplica que se calme y aconseje a Gabriel de irse lejos donde la maldad de Mariana no los pueda alcanzar.

Marina lamenta que sus padres hayan muerto pues quizás su vida hubiera sido distinta de haber crecido con ellos. Joaquina la consuela y después la sorprende con la visita de Luis Diego, quien habla con la muchacha y se cerciora de que ella es la mujer con la que quiere hacer su vida. Más tarde ella les dice a Natalia y Joaquina que se ha enamorado perdidamente. Aparece Mariana y se burla de ella asegurando que nadie se fijaría en una moribunda. Natalia cachetea a su nieta y exige que pida perdón a su hermana pero Mariana, enfurecida, se niega y asegura que es la verdad. Se marcha y entonces Marina llora pues cree que lo que su hermana ha dicho es verdad.

Hernán aconseja a su hijo Luis Diego que no ponga los ojos en Marina pues ella es de otro nivel social y jamás se fijará en alguien como él. El joven doctor entonces habla con su amigo Jorge, quien le asegura que él puede conquistar a quien quiera pues es un hombre de bien, trabajador y responsable.

Gabriel visita a Doña Natalia, a quien da la invitación a su boda religiosa. Allí habla con Marina, a quien le dice que Luis Diego es su amigo y está interesado en ella. Se dan un fuerte abrazo y son vistos por Mariana, quien los mira con odio. Pide hablar a solas con él y al hacerlo  lo interroga sobre su matrimonio. Llorando asegura amarlo como lo ha amado desde que eran unos niños. Gabriel le dice que lo suyo no puede ser y le exige que lo olvide. Ella asegura que ni él ni nadie se desharán de ella tan fácilmente.

Adirane y Paulino hablan sobre Mariana y Sara los descubre. Cree que Brianda tiene razón y que tanto Adirane como Gabriel deben irse lejos a hacer su vida y a donde no sean acosados por la malvada muchacha.

Larios se presenta con Luis Diego en la mansión De la Roquette y allí hablan con Natalia, a quien el doctor revisa y a quien confiesa estar interesado en su nieta. Natalia no se opone al romance y está dispuesta a aceptar a Luis Diego si su nieta decide darle un sí.

Hernán habla con Jorge y le dice que está preocupado por lo que su hijo siente hacia Marina. Jorge le pide al hombre que deje que su hijo haga las cosas a su modo. Reciben la visita de Rubí, quien pregunta por Luis Diego. Al enterarse de que el hombre está interesado en otra mujer Jessica jura que eso no podrá ser y ella se encargará de ello.

Mariana tiene un encuentro amoroso con Paulino a quien sorprende con un arma de fuego y amenaza con quitarle la vida a Adirane si éste no hace que su hija y Gabriel se divorcien y no se casen por l aiglesia. Paulino trata de hacerla ver que Gabriel y Adirane se aman y que Mariana es prima de él por lo que ese amor es imposible. A la muchacha poco le importa eso y amenaza con matar a Adirane.

Joaquina se entera de que sufre un terrible cáncer que lentamente le arrancará la vida. Con llanto se lo cuenta a Natalia quien asegura que ella correrá con los gastos de su recuperación.

Luis Diego asegura a Marina estar interesado en ella. Toman un café y son vistos por Mariana quien exige a su hermana que se aparte de ese hombre pues ellas no pueden relacionarse con la chusma.

Jessica vive con Belén, su madrina y madre de Jorge. A ella con furia le asegura que nadie le arrebatará el amor de Luis Diego. Jorge las interrumpe y le hace saber a la muchacha que Luis Diego no la ama por lo que debe olvidarse de él.

Gabriel sufre un accidente y es llevado al hospital, donde Adirane no se le despega un solo momento. Tanto Brianda como Sara se encuentran preocupadas. Es Luis Daniel quien lo atiende y asegura que el hombre está fuera de peligro. Cuando Mariana se entera llega y exige verlo. Nadie puede detenerla mas que Luis Diego, quien le prohíbe el paso y le pide que se marche del hospital. Mariana jura que se vengará del médico y amenaza a Adirane, quien siente miedo de ella. Afuera del hospital Paulino discute con su amante a la jura que si toca a su hija se arrepentirá. Mariana no le tiene miedo.

Marina observa una foto de sus padres y llora amargamente. Aparece Mariana para culparla de sus muertes. Altera a la muchacha y al ser descubiertas por Natalia ésta cachetea a su malvada nieta y le exige que se marche. Consuela a Marina pues tras nacer ella su madre murió y después su padre en un accidente murió al alcoholizarse y huir a su realidad. Natalia sabe que eso no es cierto, pues el padre de sus nietas vive.

Luis Diego habla con Gabriel y le dice que Mariana está enferma y es totalmente opuesta a Marina, quien es dulce y gentil. Gabriel teme a que su prima pueda perder los estribos y hacer daño a quienes la rodean con tal de salirse con la suya. Es entonces que el doctor aconseja a su amigo que tome a su esposa y se marche lejos.

Belén, quien tiene dotes psíquicas, echa el tarot y decubre que a su casa llegarán noticias terribles. Teme por su hijo y por Luis Diego.

Marina y Luis Diego hablan en el jardín de la mansión donde por fin se dan un beso siendo espiados por Natalia y Joaquina, quienes se sienten felices por la muchacha. Natalia sueña con que su nieta se case pronto con un hombre tan bueno y generoso como el doctor. Se alertan cuando ven llegar a Mariana, quien descubre a su hermana besándose con su amado y no hace más que burlarse de ellos. Esta vez Marina de defiende y confiesa a su gemela sentir pena por ella pues solo siente un amor insano por un primo que lleva su propia sangre y que jamás pondrá los ojos en ella, pues se ha casado con alguien a quien sí ama. Mariana abofetea a su hermana y entonces es reprendida por Natalia, quien le dice que si la sorprende haciéndole daño a Marina no tendrá más remedio que pedirle que se marche de su casa. Mariana confiesa odiarlas a todas.

Sara descubre mensajes en el celular de Paulino. Se lleva una terrible sorpresa al descubrir que entre su marido y Mariana De la Roquette existe una aventura. Se lo reclama al hombre, quien lo niega todo. Adirane los escucha y sufre al enterarse. Sara pide a Paulino que se marche de su casa y Adirane va en busca de Mariana, a quien se enfrenta en su propia casa, delante de su familia y la acusa de ser la amante de su padre, aterrando a Marina, Natalia y Joaquina. Mariana y Adirane se abofetean y la gemela niega todo de lo que se le acusa. Al saberse descubierta jura que ahora sí todos sabrán quién es ella en realidad y que no escansará hasta destruír a Gabriel y Adirane así como a Marina, quien siempre le ha arrebatado el amor de todos.

Luis Diego se mete a la cama y se encuentra allí con Jessica, desnuda. Esta lo besa y lo intimida. El la rechaza y le pide que se marche pues no la ama ni quiere saber más de ella. La mujer se niega a irse por lo que él decide dormir en un sofá no sin antes confesarle que está enamorado y comprometido con otra.

Mariana se encuentra con Paulino, al que abofetea acusándolo de ser un estúpido. Él le asegura que ahora que se sabe la verdad no pueden esconderse y pueden empezar una vida juntos pero ella se niega y le dice que si no la ayuda en sus planes entonces lo hundirá pues conoce todos sus negocios sucios y tiene las pruebas suficientes para dejarlos en la ruina a él y a su familia.

AGOSTO 2012. Brianda consuela a Sara, quien siente vergüenza y culpa a Natalia por los actos de su nieta. Brianda cree que la anciana no es culpable de las debilidades de Mariana, quien es mala quizás con razón ya que su abuela siempre ha preferido a la débil Marina.

Mariana visita a Ernesto Larios y le exige que le diga si ella es heredera mayoritaria en el testamento de su abuela pero éste no se lo dice y se comunica con Natalia para informarla. Por su parte Natalia teme a que su ambiciosa nieta pueda hacer daño a Marina al saber la verdad.

Decidida, Marina decide hacer un cambio en su imagen para no lucir tan anticuada por lo que pide a Adirane que la ayude. Las dos acuden a hacer compras y el resultado es deslumbrante. Luis Diego es el más sorprendido por la belleza de su amada, a quien Natalia y Ernesto felicitan por su nueva imagen.

Mariana visita a Gabriel en el hospital. Allí lo besa y éste, sedado, le corresponde. Son descubiertos por Adirane, quien sufre al verlos juntos y llenos de pasión. Llora ante Paulino, a quien asegura que esa mujer jamás la dejará tranquila. Paulino asegura a su hija que él pondrá un alto a Mariana De la Roquette.

Natalia pide perdón a Sara en nombre de su nieta. Ella no acepta esas disculpas y asegura a la mujer que Mariana está enferma de maldad y debe hacer algo para evitar que siga haciendo daño. Brianda apoya a Sara y le recuerda a Mercedes que aunque intenten dejarlo en el pasado, no deben olvidar que fue la misma Mariana la causante de la muerte de su madre.

Gabriel y Luis Diego se encuentran en la mansión de La Roquette y allí hablan de las gemelas. Son sorprendidos por Mariana, quien escucha que Gabriel cuenta a su amigo que ella tuvo que ver con la muerte de sus padres. Gabriel se marcha ante la presencia de la muchacha, quien le ruega que hablen pero él la rechaza. Cuando se da cuenta de que su hermana ha llegado a casa, seduce a Luis Diego y a pesar de que éste la rechaza lo besa, sorprendiendo a Marina, quien sale corriendo del lugar y es alcanzada por Luis Diego, quien trata de hacerle entender que todo lo hizo Mariana confundiéndolo pues ellas son idénticas. Marina llora y asegura que desde que son niñas su hermana se ha aprovechado de su gran parecido para hacer maldades.

Adirane, quien acompaña a Marina, discute con Mariana, a quien reclama ser mala y envidiosa. Hiere sus sentimientos y en venganza Mariana le dice que así como Adirane le quitó el amor de Gabriel, durante ese tiempo ella también se encargó de arrebatarle el cariño de su padre, Paulino. Adirane cachetea a Mariana y ésta le corresponde la agresión y la corre de su casa.

Jessica pide a Jorge que la acompañe al hospital en el que Luis Diego trabaja. Los dos acuden al lugar y ella jura que el hombre tendrá que olvidarse de Marina.

Al enterarse por Joaquina de lo ocurrido en su casa, Natalia pide a Marina que le cuente lo que sucedió. Al saberlo todo con lujo de detalle va en busca de Mariana y le exige que le diga porqué es mala. Mariana acepta que se encargó de incendiar la casa en la que su madre murió y todo por deshacerse de Marina, a la que culpa de la muerte de su padre, quien se alejó de ellas por no poder tener dinero para pagar la enfermedad con la que su gemela nació. Cuenta todas sus fechorías y cuánto odio les tiene a todos a tal grado que Natalia sufre un infarto y pide ayuda a su nieta, quien se niega rotundamente a ayudarla asegurando que lo mejor será que muera pues solo así podrá encargarse de hacer completamente infeliz a su hermana. Natalia muere y tanto Marina como Joaquina culpan a Mariana de lo sucedido.

Luis Diego discute con Jessica en el hospital, quien le arma tremendo quilombo asegurando amarlo. Él no tiene más remedio que mandarla a sacar y le pide que nunca más vuelva a buscarlo. En casa, ella desquita su furia con Pepa, quien la abofetea ante sus insultos y le asegura que ninguna mujer debe caer tan bajo como ella por el amor de un hombre que no le corresponderá jamás.

Al llegar Luis Diego a casa, Hernán  le dice que Natalia ha muerto por lo que el muchacho y su padre acuden a la funeraria, donde Mariana los corre. Marina discute con su hermana y hace que su novio se quede. Llora amargamente y asegura tener mucho miedo, mientras que Mariana habla con Gabriel, el cual le pide de buen modo que cambie, que no se deje llevar por sus ideas absurdas sobre los demás, pero Mariana esta convencida de que los demás desean destruirla y ella solo debe defenderse.

El día de la lectura del testamento de Natalia llega y Mariana se asombra al enterarse que a ella solo le han heredado una cuarta parte de la fortuna de su abuela y el resto ha sido para Marina, quien por su parte desea cumplir los deseos de su abuela y hacerse cargo de Joaquina. Mariana no piensa así y jura a Ernesto Larios que impugnará ese testamento pues Marina está enferma y pronto morirá. Ernesto pregunta a la muchacha si la matará de un disgusto como hizo con su abuela y le deja claro que no hay manera de impugnar el testamento.

Paulino desea rehacer su relacipon con Sara pero ésta lo rechaza asegurándole que nunca le perdonará el haberla engañado.

Luis Diego dice a Jorge que está más enamorado que nunca de Marina y que está dispuesto a pedirle matrimonio. Cuando Jessica se entera asegura que no lo va a permitir, así tenga que deshacerse de Marina De la Roquette..

A la mansión De la Roquette llegan Omar y Denisse, sobrinos de Natalia, quienes no pueden creer que su tía haya muerto. Tanto Marina como Joaquina les dan una gran bienvenida y les piden que se hospeden en la mansión. Hablan de las siamesas, hacienda que Natalia poseía en Santo Tomás, en una región al sur del país y que han heredado las gemelas. Marina asegura que quizás sea muy pronto para regresar a ese lugar el cual no visita desde que era una niña y en el que tanto Omar como Denisse crecieron. Son sorprendidos por Mariana, quien les cuenta que su hermana se ha comprometido con un médico que no vale la pena. Pregunta a Omar si él sigue enamorado de Marina, incomodando a todos. Él se limita a felicitar a Marina por su compromiso.

Gabriel y Adirane piensan en Marina, pues los dos coinciden en que la muchacha será infeliz viviendo bajo el mismo techo que su hermana. Gabriel cree que lo mejor que pueden hacer es aconsejar a la muchacha de irse a vivir a otro lugar, lejos de la maldad de su gemela.

Jessica descubre que Luis Diego y Jorge se han emborrachado. Luis Diego permanece en casa de su amigo para dormir en una habitación y entonces ella aprovecha la situación para meterse en sucama. Luis Diego le corresponde pero al reaccionar la corre exigiéndole que lo deje en paz. Ella con llanto se aferra a él y le suplica que la ame de la misma manera pero solo es rechazada.

Omar habla a solas con Marina, a la que asegura seguir amando. Ella le reprocha el haberla dejado de visitar durante tantos años y le pide que no trate de ilusionarla de nuevo puesto que ella, tras haber estado gravemente enferma, descubrió que Luis Diego es el amor de su vida. El joven doctor se presenta ante todos, sorprendiendo con su hombría y belleza a Denisse, quien siente demasiada atracción hacia él y se lo confiesa a Mariana, quien la desafía a que enamore al doctor para que Omar pueda recuperar a Marina. Cuando Denisse se lo propone a su hermano, éste se niega, pues cree que eso es jugar sucio y que, a demás, Luis Diego y Marina se aman demasiado como para intentar separarlos. Exige a Denisse que no intente nada y no haga caso a los malos consejos de Mariana.

Brianda visita a Sara y Adirane, a quienes confiesa sentirse demasiado sola sin su hijo a su lado por lo que ha decidido hacer un largo viaje. Gabriel cree que es lo mejor que su madre puede hacer y entonces se despiden, no sin que Brianda, angustiada, pida a su hijo que se aleje definitivamente de sus primas pues ahora que Natalia murió nada los ata a ellas. Adirane teme a que sin la presencia de su suegra Gabriel pueda caer en las redes de Mariana.

Marina y Luis Diego creen que es tiempo de que se casen. Ella teme a que otra gente se interponga por lo que le pide a él que lo hagan en secreto. Hablan con Jorge y Hernán, quienes los apoyan, y de inmediato acuden a un registro civil en el que se casan teniéndolos como testigos. Regresan a la mansión De la Roquette, donde Gabriel y Mariana discuten y a quienes impactan al decirles que se han casado. Mariana, egoísta y envidiosa les pregunta en donde vivirán pues en la mansión no hay cabida para extraños. Marina asegura que se irá a vivir con su marido pero tanto Gabriel como Joaquina se oponen y recuerdan a Mariana que la mansión la ha heredado Natalia a las dos, por lo que Marina vivirá allí con su marido.

Paulino por fin consigue el perdón de Sara y Adirane por lo que vuelve a casa pero de su cabeza no puede apartar a Marina por lo que asegura que jamás la dejará. La llama para tener un encuentro y ésta solamente lo desaíra.

Jessica visita a Hernán para que éste hable con Luis Diego. Hernán abraza a la muchacha y le pide que no insista pues Luis Diego se ha casado con Marina. El corazón de Jessica de desmorona en ese instante y Hernán le ofrece una taza de té. Mientras la sirve, sufre un mortal infarto que le arranca la vida. Cuando Luis Diego se entera acude de inmediato a su padre y llora la pérdida mientras que Jessica solo le reclama el haberse casado sin decírselo puesto que ella lo ama. La presencia de Jessica incomoda a Marina, quien solo se mantiene al margen mientras que su marido pide a Jessica que olvide todo pero ella no está dispuesta y le recuerda que hace poco tuvieron relaciones aun cuando él mantenía una con Marina, quien sufre por el engaño de Luis Diego, quien le explica como fueron las cosas. La muchacha pide consejo a Joaquina, quien le pide que olvide el desliz de su marido y no se aparte de su lado pues dará lugar a que Jessica no se separe de él e intente seducirlo.

Mariana conoce en un bar a Edgardo Velarde, quien al escuchar la historia de la muchacha solamente le dice su nombre pero da otro apellido. Ella, sonriente, asegura que ese era el nombre de su padre, quien murió hace muchos años en un accidente. Edgardo pregunta por la madre y abuela de la muchacha y se sorprende al escuchar que han muerto.

Marina brinda todo su apoyo a Luis Diego, quien al estar prácticamente solo accede a vivir con ella. Joaquina pide al muchacho que sea fuerte y desborde todo su amor en la muchacha, quien es muy frágil. No piensa así Mariana, quien se propone que hará de la vida de Luis Diego y su hermana un infierno.

Denise aconseja a Omar que no se de por vencido con Marina pues aún puede enamorarla y hacer que ella se divorcie. Él asegura que no será así y advierte a su hermana que si ella intenta algo lo lamentará pero Denisse está más que decidida pues ha clavado los ojos en Luis Diego y desea poseerlo a toda costa por lo que al descubrirlo un buen día nadando en la alberca, ella se introduce en el agua, desnuda, sorprendiéndolo. Se porta cariñosa con él, quien se deja besar. On descubiertos por el mismo Omar, quien le exige que salga de la piscina. Dice a Luis Diego que Marina no se merece que él la engañe.

Mariana vuelve a tener un encuentro con Paulino, al que le deja claro que ella no desea tener que ver nada con él. Ëste la viola vilmente y cuando ella sale del hotel, horrrizada, mientras maneja su auto sufre un terrible accidente.

Jessica se siente mal por la boda de Luis Diego y decide quitarse la vida pero Jorge la descubre y le suplica que no lo haga. La abraza fuertemente y entonces ella se desahoga con él.

Marina se entera del accidente de su hermana y como Luis Diego toma una ducha, decide ir al hospital con Omar y Joaquina. Esta situación la aprovecha Denise, quien se mete a la habitación del matrimonio y seduce a Omar, quien trata de evitarla pero ante su desnudez cae en sus redes. Ambos se revuelcan en la cama como dos fieras insaciables. Más tarde ella, llena de felicidad y maldad, jura que ese hombre será para ella así tenga que pasar por encima de Marina.

Ante la insistencia de Marina y Joaquina, Mariana confiesa que el hijo que está esperando es de Gabriel y asegura que él, lo quiera o no, le tendrá que corresponder. Con llanto Marina le pide que olvide la obsesión por su primo pero la malvada gemela se niega y jura que Gabriel será suyo a como de lugar.

Larios dice a Luis Diego que antes de morir Natalia heredó a Marina su hacienda en la provincia, que aunque es pequeña fue la que enriqueció a su familia en el pasado y aún sigue funcionando.

Gabriel desea tener un hijo y, desesperada, Adirane le confiesa ser estéril por lo que jamás podrá hacerlo padre. Le pide que si desea dejarla lo haga, aunque con ello le rompa el corazón. Él acude a Luis Diego y Marina, con quienes habla de su frustración. Ella, aún así, le pide que sea feliz con su esposa y le oculta que Mariana se ha accidentado y está esperando un hijo suyo. Tras saber lo que han heredado ambas, Marina decide que lo mejor será irse un tiempo a Santo Tomás y llevarse a Mariana para que ésta tenga allí a su hijo.

Mariana  pide a Omar y Denisse que la ayuden y convenzan a Gabriel de que lo mejor que puede hacer es corresponderle pues solo ella podría cumplirle el sueño de ser padre. Omar promete que hablará con él y se marcha. Al quedar solas las dos mujeres Denisse decide negociar con su prima y exige una fuerte suma de dinero a cambio de deshacerse de Adirane para siempre.

Joaquina, desesperada, visita una iglesia para pedir por Marina y Mariana, sorprendiéndose al verse cara a cara con Edgardo, quien la persigue y le dice que desea recuperar a sus hijas. Ella lo culpa de todo el daño que éstas pudieron haber vivido por su culpa.

Omar habla con Gabriel y le cuenta del accidente de Mariana, quien ha regresado a casa. A pesar de la oposición de Adirane, acude a verla acompañado de su propia esposa y allí se entera de que ella espera un hijo suyo. Él cree que su prima miente pero ella termina por convencerlo. Adirane lo escucha todo y sale de la mansión, desesperada. Denisse, quien en su auto observa que la mujer cruzará la calle, decide arrollarla con su automóvil, arrancándole la vida y huyendo. Gabriel se impacta al ver a su esposa muerta y solo recibe ofensas cuando Sara y Paulino lo culpan de toda la infelicidad de su hija. La ocasión causa una gran felicidad a Mariana, quien cree que ahora Gabriel será solamente suyo. No cuenta con que Sara se presenta en su casa para cachetearla y arrastrarla por los suelos prometiéndole que jamás permitirá que Gabriel sea víctima de sus pasiones insanas. En venganza, Mariana le confiesa que se ha quedado sola porque Paulino no la ama ya que sigue siendo su amante. Sara sale hecha un mar de lágrimas y en casa se enfrenta a su marido, a quien le exige que se vaya definitivamente. Denisse jura que Luis Diego será solamente para ella por lo que destruirá a su prima Marina.

SEPTIEMBRE 2012. Denisse intenta acorralar a Luis Diego y lo amenaza con decir lo que sucedió entre ellos si no accede a hacerla su amante. Él la rechaza y le pide que no lo obligue a hacer que su esposa, Marina, la eche de la mansión. Joaquina los descubre y entonces él le ruega que no diga nada pero Marina los sorprende y exige que se le diga qué es lo que quieren ocultarle. A Luis Diego no le queda más que decir la verdad a su esposa quien no puede creer que él haya sido capaz de engañarla. Joaquina convence a la muchacha de que perdone a su marido y en seguida acude a Denisse, a quien cachetea y a quien le saca sus cosas a la calle exigiéndole que se marche. Mariana defiende a su prima.

Mariana se niega a irse a la hacienda y pide a Omar que la ayude a conseguir el amor de Gabriel. Él no sabe qué puede hacer y le pide a la muchacha que se olvide de su primo, pues lo de ellos no puede ser. La muchacha decide ir a buscarlo pero solo encuentra a Sara, a quien le causa un accidente en el que pierde la vida, causándole otro gran dolor a Paulino.

Gabriel habla con Jorge sobre sus confusiones pues cree que debe corresponderle a Mariana. Jorge saca conclusiones y plantea que el embarazo de su prima debe ser una mentira para conseguir lo que quiere. Aún así Gabriel cree que Mariana lo ama en verdad y desea hacerla feliz aunque el ya no pueda serlo.

Paulino piensa en las posibilidades de que él pueda ser el padre del hijo que Mariana espera. Cree que al desenmascararla podrá vengar la muerte de su hija.

Omar suplica a Marina que acepte que Denisse permanezca en casa pero Marina cree que eso no puede ser posible. Pide a Omar que también se marche.

Larios habla con Joaquina, a quien dice que ha descubierto que Luis Diego es heredero de una inmensa fortuna que supera la de Marina y Mariana. Los dos acuden al hombre para decírselo y allí mismo se entera de que Hernán no era su padre biológico y que el verdadero ha muerto heredándole todo.

Mariana tiene un encuentro con Edgardo y le cuenta sus fechorías. Le agradece que la haya embarazado pues eso le ayudará a realizar sus planes. Los dos se besan apasionadamente y son vistos por Paulino, quien con su celular los fotografía.

Omar cuenta a Jorge y Gabriel lo que sucedió entre Denisse y Luis Diego. Los muchachos lo presentan con Jessica, a quien el muchacho queda enganchado. A ella él no le es indiferente.

Denisse descubre que está gravemente enferma al acudir a un oncólogo. Su cáncer está avanzado y le queda poco tiempo. Acude a Mariana para pedirle ayuda pero ésta se lo niega recomendándole que muera sin odio en su corazón. Entonces acude a Marina quien decide ayudarla a cambio de que se aleje de sus vidas para siempre. Le entrega una fuerte suma de dinero y Denise decide irse no sin antes despedirse de Omar, quien sufre con la partida de su hermana sin saber que ésta está enferma.

Paulino se presenta ante Mariana y le exige que diga la verdad pues él sabe que el hijo que espera no es de Gabriel. Asustada, ella reacciona y lo amenaza con decir lo que sabe de él pero Paulino no le tiene miedo. Se abalanza contra ella e intenta ahorcarla pero Luis Diego y Gabriel lo detienen. Paulino cuenta que él ha tenido amoríos con Mariana y que quizás el hijo que espera es de él. Esto causa shock a Gabriel, quien exige a su prima que diga la verdad. Mariana llora y jura que Paulino miente. Se encierra en su habitación y allí promete que también se deshará de su amante.

Edgardo habla con Larios, quien le dice que sus hijas no saben de su existencia y le pide que no las lastime con su presencia pero el hombre cree que tiene derecho a disfrutar de la fortuna que Natalia dejó y para ello engañará a sus hijas por lo que se presenta ante ellas. Se lleva una terrible sorpresa al verlas frente a frente pues reconoce a Mariana, quien al saber que él es su padre se altera hasta perder el conocimiento. Se llena de asco pues ahora sabe que el hijo que espera es de su propio padre.

Joaquina pide a Marina que no confíe en su padre y le cuenta el por qué siempre se les ocultó que él había muerto. La muchacha llora al enterarse de que su padre no es bueno y dio una mala vida a su madre hasta que ésta se quitó la vida. Joaquina le dice que no fue así, y que su madre jamás se suicidó. Confiesa la terrible verdad de que fue Mariana la que causó el incendio en que la madre de ambas perdió la vida. Horrorizada, Marina pide a Luis Diego que huyan y se refugien en la hacienda de Santo Tomás. Él decide irse lejos, hasta ese recóndito lugar, con ella. Mariana finge querer empezar una nueva vida por lo que decide que ella también irá.

Marina y Mariana llegan a la hacienda LAS SIAMESAS y se instalan. Son atendidas por Rústica, quien les dice que en la hacienda se encuentra Denisse. Marina le pide a su prima que se marche pues ha faltado a su promesa. Ésta le suplica que no la corra pues siempre vivió en la hacienda y es el único lugar en el que podría morir. Mariana intercede por su prima y entonces se decide que la mujer se queda con ellos.

Joaquina habla con Gabriel, a quien le dice que la mansión se siente muy sola sin la presencia de las gemelas. También le cuenta que Edgardo no ha dejado de rondar el lugar. Gabriel le propone que ambos viajen a Las Siamesas. Joaquina, llena de emoción, cree que al estar al lado de las gemelas podrá auxiliarlas en todo cuanto deseen. Los dos viajan hasta ese lugar y eso hace pensar a Mariana que Gabriel la ama y ha ido a buscarla. Joaquina le dice que no es así y que si están en las siamesas es solo por Marina. Celosa, Mariana cree que si Gabriel prefiere a su hermana entonces la eliminará.

Edgardo no deja de atormentarse por saber que ha embarazado a su propia hija. Habla con Larios y le exige que lo ayude económicamente pues tiene cuentas que saldar antes de que lo encuentren y lo maten. Ernesto lamenta no poder ayudarlo y le pide que se vaya lejos pues su presencia solo ha perturbado las existencias de sus hijas.

Denise no ha quitado el dedo del renglón y con ayuda de Rústica tiene un encuentro con Luis Diego, en las caballerizas. Allí lo besa y se le desnuda. Él la rechaza y le pide que tenga dignidad sin en cambio ella se las ingenia para que él vuelva a hacerla suya. Esta vez son descubiertos por Marina, quien decide callar y llorar en silencio.

Omar y Jessica se entienden muy bien. Con el dinero que él tiene decide abrir un negocio y comprar un departamento en el que los dos se instalan, enamorados. Tanto Jorge como Pepa se sienten tranquilos pues por fin la muchacha ha encontrado el verdadero amor de su vida.

Denisse sabe que Marina la vio con Luis Diego por lo que teme a que ésta la eche de la hacienda de la cuál no se quiere ir. Pide a Rústica que le prepare un brebaje para deshacerse de su prima.

Mariana no se despega un solo momento de Gabriel, a quien recuerda que él es el padre de su hijo. Gabriel le pide frente a Luis Diego que con ADN le demuestren que la criatura en sus entrañas es de él. Mariana se siente insultada y jura que todos se arrepentirán de no creerle. Sale a andar a caballo y sufre un accidente. Esto le ocasiona un aborto y solo Rústica, quien la encuentra y cura, lo sabe. Le promete mucho dinero a cambio de que guarde silencio.

Al paso del tiempo Marina y Luis Diego deciden que se casarán, llenando de dolor a Denisse, quien en verdad se ha enamorado de él y quien intenta matar a su prima con brebajes sin ningún resultado, siendo descubierta por Joaquina.

Mariana y Gabriel deciden que se casarán pues a ella comienza a notársele el embarazo. La muchacha está feliz pues finalmente se saldrá con la suya.

Paulino habla con Edgardo, quien le cuenta que él es el padre de la criatura que su propia hija espera por lo que el primero cree que debe viajar a Las Siamesas para impedir que Gabriel cometa una estupidez. Lo hace y llega el día de la boda al lugar, en el día más feliz de Mariana y con la  hacienda vestida de fiesta. Allí se topa con Brianda, a quien le cuenta la verdad. La mujer no puede creerlo y busca a su hijo para impedir que se case con Mariana, quien está segura de que sus planes le resultaron siempre. Llega a la Iglesia y allí aparecen Brianda y Paulino, quienes aseguran que la boda no se puede realizar. Paulino cuenta lo que sabe a Gabriel ante todos y entonces Mariana, horrorizada, trata de defenderse. Aparece Edgardo, quien pide a su hija que diga la verdad. Mariana sale de la iglesia corriendo y llorando en medio de una tormenta, vagando por el pueblo. Al llegar a la hacienda se siente destruida. Allí enfrenta a su padre, al que culpa de todo lo que le ha sucedido y también culpa a Marina por haberle arrebatado todo.Marina y Mariana discuten y sale a la luz la muerte de su madre. Al recordar el incendio, Mariana culpa a su hermana de lo que sucedió. Joaquina interviene y cuenta la verdad. Trastornada por el abandono de su padre Mariana siempre culpó a su mama, quien tuvo favoritismo hacia la enfermiza Marina por lo que al sentirse malquerida y abandonada, Mariana culpó a su madre de todo y por eso le ocasionó el incendio en el que murió. Trastornada, Mariana llora amargamente y jura que ella no tenía la intención de hacerlo. Marina, Edgardo y Gabriel, horrorizados quedan al escuchar las confesiones de la perturbada mujer.

Luis Diego es abordado por Denisse en medio de la noche. La rechaza pero ella cree que él caerá de nuevo en sus redes. Ésta vez él la arroja al lodo y le exige que se marche lejos o de lo contrario será Marina quien nuevamente tenga que pedírselo. Ella llora por su rechazo y es consolada por Rustica, quien le hace ver que ese hombre tiene razón. Ella decide que se quitará la vida y riega con gasolina las caballerizas, decidida.

Paulino lamenta que Marina y Gabriel se hayan enterado de todo. Les pide perdón en Las Siamesas y les aconseja que encierren a Mariana en un manicomio pues la muchacha necesita ayuda. Mariana, enloquecida, toma un cuchillo de la cocina y sale en busca de Paulino. Intenta asesinarlo pero Edgardo se interpone y es él quien recibe las puñaladas que le arrancan la vida. La muchacha huye hacia las caballerizas, donde Luis Diego la detiene asegurándole que es peligroso ya que Denise se encuentra dentro pero Denise la jala con ella y jura que las dos morirán si Luis Diego no la acepta. Aparece Gabriel, quien suplica a Mariana que se entregue a las autoridades pues necesita ayuda. Le jura que si acepta curarse y lo hace se casará con ella. Marina también aparece, horrorizada, y Denise le confiesa todo el odio que siente hacia ella y cómo la hará sufrir matando a lo que más quiere: Su hermana. Confundida, Mariana siente el peligro por lo que en su intento por escapar empuja a Denise, quien cae al suelo con la antorcha que sujeta ocasionando una fuerte quemazón que los horroriza a todos.

Omar se entristece al recibir la noticia de que su hermana ha muerto. Jessica lo consuela.

Mariana logra salir de la quemazón pero Denisse queda atrapada y muere calcinada. Marina acude a su hermana, quien la rechaza y le grita cuanto la desprecia. Mariana es llevada a un hospital en el que Gabriel la visita para decirle cuánta pena siente por ella y peor aún, lo que haya causado matando a su madre y a su padre. Mariana confiesa entonces que ella asesinó a Sara, que pidió a Denise que se encargara de la muerte de Adirane y que también se encargó de eliminar a su abuela Natalia. También confiesa que lo de su embarazo fueuna farsa desde que abortó. La policía escucha todo desde afuera junto con Luis Diego y Marina, quien sufre al saber que su hermana ha hecho mucho daño. Mariana es procesada y se aterra al saber que Gabriel, su gran amor, le tendió una trampa que la condene a muchos años en prisión, donde se vuelve loca maldiciéndolos a todos.

Un año después Marina se prepara para su boda. Recibe una llamada telefónica de Mariana, quien le pide perdón y le desea lo mejor. Ambas hermanas lloran a distancia por el tiempo que perdieron siempre, desunidas y que quizás pudo haber sido bueno.

Gabriel regresa del extranjero y visita a Mariana, quien algo desfigurada por las quemaduras le pide que le haga el amor. Se lo suplica y al verla destruida él lo hace. Le dice que será la última vez que se vean pues él se casará pronto con una mujer que conoció, Suzette, a la que presenta con Brianda y Paulino, quienes han decidido unir sus soledades. Llorando a mares desde la cárcel Marina grita desesperada, enloquecida, por la pérdida de su amado. Entra en crisis y es enviada a una celda para locos. Atada a una cama jura que un día saldrá de la cárcel y buscará a Gabriel, su gran amor.

Marina y Luis Diego se casan rodeados de sus seres queridos y juran que serán felices para siempre, el uno con el otro, sellando su promesa con un fuerte beso de amor.




FIN







© MARINA Y MARIANA DR. 2012
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su cipia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1998 (P) 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario